Alemania ordena prisión preventiva para diplomático iraní por preparar atentado a oposición en París.

Derecho Penal en la Red 2018-07-12 02:05:00

El acusado Assadolah Assadi fue llevado el 9 de julio ante un juez de instrucción del Tribunal Supremo alemán, que dictó orden de prisión preventiva, precisó este 11 de julio la alta instancia judicial en un comunicado. La Fiscalía presentó el pasado día 6 una orden de detención por espionaje y preparación de asesinato contra Assadi, de 46 años, quien ya había sido arrestado el 1 de julio en virtud de una euro-orden de la Justicia belga, agregó el tribunal.

Según la Fiscalía alemana, Assadi encargó en marzo de 2018 a una pareja residente en Amberes (Bélgica) cometer un ataque con bomba contra la reunión convocada por la oposición iraní en la capital francesa.

La investigación de la justicia alemana indica que el acusado entregó a la pareja a finales de junio pasado en Luxemburgo medio kilogramo de peróxido de acetona, una sustancia altamente explosiva. El día en que estaba previsto el ataque, las fuerzas de seguridad belgas capturaron a la pareja durante su traslado a Francia y decomisaron la sustancia explosiva.

Diplomático y agente de servicio secreto iraní.

Assadi, de acuerdo con la información de la fiscalía alemana, estaba acreditado desde 2014 como tercer consejero de la embajada de Irán en Viena y colaboraba con los servicios secretos de su país (VAJA, antes conocido como MOIS, de Ministerio de Inteligencia y Seguridad).

"Entre las tareas del VAJA o MOIS estaba en primer lugar la vigilancia intensa y la lucha contra grupos de la oposición dentro y fuera de Irán", agregó el tribunal en su nota. Agregó que "las investigaciones locales y la orden de detención del juez de instrucción del Tribunal Supremo no impiden la entrega solicitada del acusado a las autoridades belgas".

Shahin Gobadi, miembro del comité de asuntos exteriores del Consejo Nacional de la Resistencia Iraní, expresó en un comunicado su satisfacción por la decisión de la corte alemana y pidió que se lleve ante la justicia a "toda la red de terror del régimen iraní en Europa que gestiona y dirige desde sus embajadas".