Detenida la mujer que presuntamente atacó con un ladrillo a un mexicano de 92 años.

Derecho Penal en la Red 2018-07-12 04:00:00

Rodolfo Rodríguez aún sigue guardando reposo y recuperándose de los severos golpes que recibió en su cara el pasado 4 de julio cuando mientras caminaba se cruzó en la acera con una mujer y su hija y ella lo atacó inesperadamente con un ladrillo gritándole.

Su historia escaló a nivel nacional por un video que fue publicado en Facebook, a través del cual su familia se enteró de su paradero. Este miércoles las autoridades del condado de Los Ángeles han confirmado que una mujer afroamericana identificada como Laquisha Jones, de 30 años, ha sido detenida bajo el cargo de agresión con arma letal y se le impuso una fianza de 200,000 dólares.

Según narró Rodríguez, la mujer lo empujó de la acera, lo tiró al suelo y empezó a atacarlo, luego llamó a varias personas diciéndoles que él había intentado robar a su hija por lo que el hombre de Michoacán terminó recibiendo sendos golpes y patadas en el suelo.

"A los años que tengo ya qué fuerzas tengo yo pa` pelear", dijo la víctima del ataque.

Misbel Rojas fue testigo de los hechos y fue clave para que las autoridades identificaran a la presunta agresora, ya que en su video y en las imágenes que tomó se ve a la mujer con un ladrillo en la mano.

"Fue muy fuerte, traté de que pararan, les grité que lo dejaran, lo estaban golpeando delante mío, les decía déjenlo, le decían tú atacaste a esa niña y yo les decía no, no es cierto", contó Rojas. En declaraciones a CNN, ella afirmó que la mujer afroamericana le dijo que "tenía que volver a su país, que tenía que volver a México".

La policía de Los Ángeles indicó en la tarde de este miércoles que continúan investigando los hechos, pero aclaró que los detectives "han descubierto que no se trata de crimen de odio".

Rodríguez, quien suele venir a Estados Unidos dos veces al año a visitar a su familia que vive en el sur de California, aún no puede caminar y tiene en su rostro evidencias del duro ataque del que fue víctima. En su cama le ha reclamado a las autoridades que le den un castigo ejemplar a esta mujer y además ha pedido "que le cobren ‘la lana’ (dinero) que ha tenido que pagar por las heridas que le ocasionó".

Un funcionario de la oficina del sheriff angelino, D`Angelo Robinson, le dijo a CNN que las autoridades estaban “preocupadas, especialmente con el tipo de delito que cometieron. Hubo lo que parece ser un niño de 4 años que fue testigo de todo. No podemos tener este tipo de personas así en las calles", confirmó el oficial.

Mientras tanto, la familia de este hombre ha creado una campaña de GoFoundMe para recoger dinero para cubrir los gastos hospitalarios y médicos de esta agresión. Hasta la tarde de este miércoles ya habían recolectado más de 280,000 dólares.

UNIVISIÓN.