Fiestas en yates por el Caribe. Así operaba poderosa red de prostitución de menores en Cartagena.

Derecho Penal en la Red 2018-08-09 04:03:00

En una decisión sin precedentes, Colombia pedirá en extradición a cuatro turistas extranjeros —dos estadounidenses, un alemán y un argentino— que habrían viajado a Cartagena para pagar por tener sexo con menores de edad.

Aunque se desconoce la identidad de los extranjeros y fueron solicitadas circulares azules de Interpol para que sean ubicados, de ser extraditados a Colombia se enfrentarían a una condena de hasta 37 años de cárcel.

Este es solo uno de los tentáculos del operativo contra una poderosa red de proxenetismo en Cartagena. El operativo fue liderado por varias autoridades colombianas en cooperación con la Departamento de Investigaciones de Seguridad Nacional de Estados Unidos (HSI).

En la "operación Vespa" fueron capturadas 18 personas a principios de la semana pasada señaladas de ser parte de una red de esclavitud sexual de menores de edad en sectores turísticos de La Heroica, como también se le conoce a Cartagena.

Los detenidos son considerados “cabecillas de proxenetismo y depredadores sexuales nacionales y extranjeros, señalados de someter mediante vejámenes a más de 250 víctimas, entre niñas y adolescentes”, señaló la Fiscalía General de la Nación en un comunicado de prensa.

El ente investigador informó que muchas de las víctimas son “migrantes venezolanas en estado de vulnerabilidad”.

Entre los arrestados está Liliana del Carmen Campos Puello, alias "La Madame", quien es señalada por la Fiscalía de ser "la mayor proxeneta de Cartagena" y de liderar una red de explotación sexual de 250 menores en Cartagena.

Campos, de 47 años, publicaba en sus redes sociales fotografías en lujosas fiestas en yate y viajes en islas del Caribe, México y Miami y ahora está deberá responder ante la justicia por los delitos de concierto para delinquir, trata de personas e inducción a la prostitución, según la Fiscalía.

Los clientes de "La Madame" no eran solo turistas extranjeros sino también políticos colombianos que pagaban por los servicios sexuales de las menores de edad. "La Madame" amenazó durante una audiencia con delatarlos si la seguían “jodiendo”.

“Ella [Campos] manejaba un corredor para la explotación sexual de niñas y coordinaba paseos sexuales con mujeres y menores de edad en lujosos yates, en donde las menores eran vendidas en catálogos”, dijo el fiscal Néstor Humberto Martínez en una rueda de prensa.

La cartagenera cobraba entre 500,000 y 3 millones de pesos colombianos [unos $100 y $1,000] por el servicio sexual que prestaban las menores, quienes caían en la red engañadas con llamativas ofertas de trabajo en el extranjero, especialmente en las islas del Caribe. ‘Madame’ se quedaba con dos terceras partes de la tarifa que le cobraba a sus clientes.

“Cuando las víctimas llegaban al país en el que esperan trabajar, encuentran una realidad muy distinta: las despojan de sus documentos, las encierran y las explotan sexualmente”, explicó la Fiscalía.

Alias Madame ya había sido condenada en el 2002 en una corte federal de Nueva York a 33 meses de cárcel por tráfico de heroína.

En el operativo también se capturó a Raúl Danilo Romero Pabón, capitán de Infantería de Marina de la Armada Nacional, acusado de “ubicar por redes sociales niñas menores de 14 años de edad, abusar de ellas, comprar su silencio y ordenarles que se tatuaran su nombre en partes de su cuerpo”.

Romero aceptó los cargos de concierto para delinquir y otros cuatro delitos relacionados con explotación sexual infantil por los que podría ser condenado a penas superiores a los 25 años de cárcel.

EL NUEVO HERALD.