Pierden rastro de más de 1.200 agresores sexuales en Missouri.

Derecho Penal en la Red 2018-10-03 12:05:00

El estado de Missouri admitió que perdió el rastro de más de 1.200 agresores sexuales, incluyendo a cientos de violadores y abusadores de niños condenados.

Un informe de la auditora del estado Nicole Galloway reveló que Missouri no sabe exactamente dónde está el 8% de los 16.000 agresores sexuales que están obligados a presentarse ante las fuerzas policiales del estado. Una cifra que incluye aproximadamente 800 sujetos considerados como los más peligrosos, pues son los condenados por violación, sodomía o abuso sexual infantil en primer o segundo grado. Las autoridades no han sabido de más de la mitad de de ellos desde hace cerca de un año.

“Lo que mi auditoría revela es perturbador”, dijo Galloway durante una conferencia de prensa en St. Louis este lunes. “Si los funcionarios de seguridad que están a cargo no saben dónde están ellos, eso significa que los ciudadanos tampoco lo saben".

Galloway atribuye la mayor parte de la culpa a lo que define como una aplicación laxa, por parte de las agencias policiales locales, de los requisitos de registro para agresores sexuales. La ley estatal exige que estos individuos se presenten y entreguen su nombre, dirección y otra información de manera regular al jefe de la policía local en su área. Si un agresor no se registra, se supone que debe emitirse una orden de arresto, pero a menudo eso no sucede.

"En todo el estado no se han emitido órdenes de detención para más del 91% de los agresores sexuales que no se han registrado", dijo Galloway. "No se ha hecho un esfuerzo para que respondan por violar la ley una vez más".

Galloway dijo que sin órdenes de arresto los policías no saben si un agresor sexual con el que han estado en contacto debe ser detenido.

También criticó a la patrulla de carreteras del estado de Missouri y dijo que debe hacer un mejor trabajo para mantener actualizada la base de datos, que alimenta la página web que el público utiliza para hacer un seguimiento de los agresores sexuales.

Al menos un agente de seguridad de Missouri rechazó los comentarios de Galloway. El mandato del estado para vigilar a los agresores sexuales no vino con fondos adicionales, señaló el teniente Andy Binder de la Oficina del Sheriff del Condado de Lincoln a KPLR.

Según Binder, la única manera de asegurarse de que los agresores sexuales registrados sí viven donde dicen hacerlo es que los oficiales vayan de puerta en puerta y verifiquen. Pero la mayoría de los departamentos no tiene recursos.

Otros estados sufren un problema similar.

Tras llevar a cabo auditorías recientes sobre sus registros de agresores sexuales, otros dos estados descubrieron problemas similares.

En Wisconsin, el estado no cuenta con información actualizada de casi 3.000 de sus más de 25.000 agresores sexuales registrados, de acuerdo con una carta enviada en agosto por el buró fiscal legislativo del estado a un congresista. La mayoría de estos agresores figura como "no conformes", lo que significa que no han devuelto una carta de confirmación o registro a tiempo, o que no han actualizado su dirección de manera oportuna.

Alrededor de 300 de ellos se consideran en condición de fuga, lo que significa que el agresor no estuvo disponible según lo indicaba el agente en sus reportes.

El año pasado Massachusetts no tenía la dirección actualizada de 1.769 agresores sexuales, según una auditoría publicada por la auditora estatal Suzanne M. Bump. Ella dijo que la Junta de Registro de Agresores Sexuales de Massachusetts (SORB, por sus siglas en inglés) debe ser más agresiva en el rastreo de los agresores que no están registrados.

CNN.