Mar del Plata: presuntamente violó a su pareja y la forzó a tener sexo con un perro. Fiscal solicitó 13 años de prisión.

Derecho Penal en la Red 2019-02-10 05:00:00

Al momento de la denuncia, Paola Campos y Alejandro Mendoza tenían una relación desde hacía dos meses y medio. El 2 de octubre de 2016, por la noche, haían quedado en encontrare en el campo en el que trabajaba el acusado, ubicado al fondo de la calle 1 de Estación Chapadmalal.

Esa noche mantuvieron relaciones consentidas, pero en la madrugada algo cambió y Campos terminó con lesiones en sus genitales, marcas de golpes en la cabeza, el cuero cabelludo, los brazos y las piernas.

Según la declaración de la mujer, se negó a seguir teniendo sexo, por lo que Mendoza la comenzó a torturar, primero con golpes y luego con amenazas. “Te voy a matar por hija de mil puta, te voy a enterrar acá. Pensé en cómo te voy a matar, allá afuera te voy a colgar con los ganchos. El amanecer no lo ves”, le habría dicho el hombre a la mujer.

De acuerdo a la reconstrucción del hecho por parte del fiscal Fernando Berlingeri, la escena que siguió a las amenazas es brutal: Mendoza sometió a Campos, abusó sexualmente de ella, e incluso la penetró con la mano. Minutos después, se fue y volvió con un perro Rottweiler e intentó, sin éxito, que el perro penetrara a la mujer. Como si esto fuera poco, también utilizó una botella, causándole a la víctima una hemorragia interna.

El fiscal asegura que los informes médicos certifican que la víctima presentaba golpes en el cuerpo, la cabeza y escoriaciones en los costados del torso, que, según un perito, pudieron haber sido provocadas por un animal. Mientras que el empleo de la botella está acreditado ya que en una pericia científica, se halló material genético de Mendoza y de Campos en el elemento.

Por estos motivos, Berlingeri mantuvo la acusación y la imputación de “abuso sexual gravemente ultrajante, idealmente con privación ilegítima de la libertad y amenazas”.

En contraparte, las abogadas defensoras de Mendoza, sostuvieron la inocencia del acusado y aseguraron que “no cometió delito alguno, la versión dada por el fiscal es incorrecta y falaz”.

Acusaron a Campos de falso testimonio y aseguraron: “Las relaciones fueron consentidas y lo que pasó es lo que contó Mendoza. Ellos tuvieron relaciones sexuales consentidas, intensas, como acostumbraban. El sexo fue sumamente intenso, evidenciado en el cuerpo de Campos, pero dentro del consentimiento, sin la participación de ningún perro o botella”.

“Campos nunca pidió ayuda, porque la necesitó. Nunca le tuvo miedo a Mendoza y las cosas no pasaron como ella dijo”, dijo la abogada defensora y concluyó: “La versión de Campos es falsa. Las relaciones fueron consentidas y las lesiones fueron por la intensidad. Nunca estuvo privada de su libertad, pudo defenderse y nunca lo hizo”.

Luego de dos jornadas de debate en el Tribunal Oral en lo Criminal 3 de Mar del Plata, el fiscal solicitó que el acusado sea condenado a 13 años de prisión. El veredicto y la sentencia se conocerán el próximo 27 de febrero.

DIARIO POPULAR.