El usurpador y asesino, Nicolás Maduro, rechaza "amenazas de guerra e invasión" de Bolsonaro.

Derecho Penal en la Red 2019-04-13 04:12:00

Durante un acto con movimientos de izquierda, el usurpador de Venezuela, Nicolás Maduro, rechazó este viernes (12/4/2019) lo que consideró como amenazas de guerra e invasión hechas por el mandatario de Brasil, Jair Bolsonaro.

"Hace unos días el señor Bolsonaro (...) dijo que él estaba pensando en invadir militarmente Venezuela (...) el pueblo de Venezuela rechaza unido y de manera absoluta las amenazas de guerra y de invasión militar de Jair Bolsonaro", dijo el líder chavista, cuya reelección es cuestionada por más de 50 países, incluido Brasil, al considerarla resultado de elecciones "fraudulentas".

"¿Cuál es la casus belli (motivo de guerra)?, ¿Nos va a invadir por qué?, ¿Le robó algo Venezuela a Brasil?, ¿Agredió Venezuela a Brasil?, ¿Con quién cuenta Bolsonaro para una guerra?, ¿Con el pueblo de Brasil?, ¿Con las fuerzas militares de Brasil?, ¿Por dónde van a entrar?, ¿No les parece una locura?", preguntó el mandatario, quien aseguró que nunca "un presidente de Brasil había amenazado con invadir a un pueblo vecino".

Llamado a los militares brasileños.

Maduro calificó las "amenazas" como algo "muy preocupante" y en ese sentido hizo un llamamiento al pueblo y a las fuerzas militares de Brasil:

"Le hago un llamado a las fuerzas militares de Brasil a salirle al paso a la locura de Jair Bolsonaro y a su amenaza de guerra contra Venezuela", dijo el mandatario durante una emisión obligatoria de televisión, en la que también califico al brasileño de "pichón de fascista" e "imitador de Hitler", "un tipo loco, loco, loco que llegó a la Presidencia".

"Al basural de la historia", con apoyo de EE.UU.

"Tus amenazas se van a regresar contra ti y todo lo que estás haciendo contra Venezuela te va a hundir (...) Jair Bolsonaro se secará y pasará al olvido, al basural de la historia", prosiguió.

Maduro aseguró también que el mandatario brasileño está apoyado por Estados Unidos en sus planes "contra Venezuela", y "vino más loco que nunca" de su visita a su par Donald Trump, y su posterior reunión en Israel con Benjamin Netanyahu,

Según Maduro, la intención de Bolsonaro y del Ejecutivo de Donald Trump es "rendir a Venezuela para robar las riquezas" del país petrolero. Sin embargo, el pasado lunes, el vicepresidente de Brasil, Hamilton Mourao, afirmó en Washington que su país no es partidario de una intervención militar para solucionar la crisis en Venezuela.

Pero lo cierto es que, durante su más reciente visita a Estados Unidos, en marzo pasado, Bolsonaro -que, al igual que otra cincuentena de dignatarios, tacha a Maduro de dictador y reconoce al líder opositor venezolano Juan Guaidó como presidente encargado del país caribeño- se mostró favorable a una intervención junto a Washington.

"Debemos resolver el problema de nuestra Venezuela. Venezuela no puede seguir así. Deben ser liberados. Y obviamente creemos y contamos con el apoyo de Estados Unidos para lograr este objetivo", declaró entonces el mandatario brasileño, un exmilitar de ultraderecha.

Crisis sin fin: amenazas de sanciones e intervención militar.

Venezuela cayó durante la gestión de Maduro en la peor crisis económica de su historia moderna, con desabastecimiento de bienes básicos, y con una hiperinflación que alcanzará este año el 10.000.000%, según el FMI.

La debacle ha empujado a emigrar a 2,7 millones de venezolanos desde 2015. Por la frontera sur del país han ingresado a Brasil cerca de 100.000 personas, generando tensiones en la zona fronteriza de ambos países.

El gobierno de Trump, que ha renovado sus vínculos con Brasil desde la llegada de Bolsonaro en enero, trata de presionar la salida de Maduro con sanciones, y ha reiterado que la opción de la intervención militar no está descartada, aunque aún es prematura.

DW.