La Fiscalía de Bolivia emitió una orden de detención contra Evo Morales por “sedición y terrorismo”.

Derecho Penal en la Red 2019-12-18 13:00:00

La Fiscalía de Bolivia dictó este miércoles una orden de detención contra el ex presidente de ese país en Evo Morales, que actualmente se encuentra como refugiado político en Argentina, por los cargos de "sedición" y terrorismo".

La actual mandataria interina de Bolivia, Jeanine Áñez, había adelantado que "seguramente en los próximos días" se iba a emitir una orden de aprehensión contra Morales porque el Gobierno interino había hecho "las denuncias pertinentes".

De hecho, el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, había presentado hace unos días una demanda penal contra Morales por supuestamente promover los violentos enfrentamientos que dejaron 35 muertos y derivaron en su renuncia con base en un audio en el que supuestamente se escucha al exgobernante ordenar resistir y hacer un cerco a las ciudades para derrocar a Áñez.

La denuncia se sustenta en pruebas como un vídeo en que se escucha una voz atribuida a Morales, cuya autenticidad no ha sido demostrada por fuentes independientes.

La voz, por teléfono supuestamente desde México, incita a un dirigente cocalero en Bolivia, contra quien también hay una orden de aprehensión, a mantener bloqueadas las ciudades para impedir el ingreso de alimentos.

Evo Morales se encuentra en Argentina desde la semana pasada procedente de México, a donde llegó como asilado tras salir del Bolivia el pasado 11 de noviembre.

Morales dimitió el pasado 10 de noviembre denunciando un golpe de Estado para derrocarlo, tras publicarse esa misma jornada un informe previo de la Organización de Estados Americanos (OEA) que advertía "graves irregulares" en las elecciones del 20 de octubre en las que fue declarado vencedor para un cuarto mandato consecutivo.

El informe final de la OEA estableció una "manipulación dolosa" en las elecciones, ahora anuladas por una ley de urgencia que prevé nuevos comicios a comienzos de 2020, aún sin fecha.

Morales, que ha pedido ser acogido como refugiado en Argentina, aseguró el martes en una rueda de prensa en ese país que fue víctima de un "golpe de Estado" y que no teme ser detenido.

Desde Buenos Aires, Evo Morales pidió este miércoles que el Papa Francisco "organice la misión electoral" que, junto a "organismos e instituciones" de Europa, supervise los comicios en Bolivia que anunció el Gobierno interino de Jeanine Áñez y para los que todavía no hay fecha.

"Es una iniciativa casi personal, consultando a Álvaro García (ex presidente boliviano) y otros hermanos, que esta misión electoral de Europa, instituciones, organismos internacionales, ojalá pueda sumarse el hermano papa Francisco porque viene con sus delegados", afirmó en diálogo con El Destape.

Adelantó que será quien fuera representante permanente de Bolivia ante la ONU, Sacha Llorenti, quien "va a hacer una gestión para pedir" que Francisco "organice esta misión electoral".

"Le tengo mucho respeto, mucha admiración. Pera mi el hermano papa Francisco sigue siendo el papa de los pobres", añadió.

Aunque no detalló que instituciones formarían la misión de supervisión electoral, afirmó que estas deben ser "notables", que hagan "cumplir todas las normas".

Morales fue nombrado jefe de campaña de su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS), tarea que desempeñará desde Argentina, adonde llegó el jueves pasado tras un mes asilado en México -luego de abandonar su país tras dejar el cargo de presidente forzado por los militares- y pidió ser acogido como refugiado.

Como posibles candidatos del partido para las elecciones mencionó a Luis Arce y Andrónico Rodríguez, y afirmó que el partido se encuentra "como en elecciones primarias", una fase de debate que no descarta que en algún momento se pueda trasladar a la capital argentina.

"Ahorita se está debatiendo por región, por sectores sociales, y va a haber un encuentro regional, a lo mejor en Bolivia a lo mejor trasladan a mis compañeros a Buenos Aires para debatir", manifestó.

Morales, que en varias ocasiones en las últimas semanas ha reiterado que no será candidato, se mostró optimista sobre la popularidad del MAS, que "acaba de decir una encuesta de la derecha", sigue siendo primero en intención de voto.

"Sin candidato a la presidencia seguimos siendo primeros, aunque hemos bajado. Siempre estamos en 40-42 %, ahora estamos con 25 (%) primeros, los demás están con menos del 20 %, ganamos al segundo por más de 10 % (diferencia necesaria para ganar las elecciones en primera vuelta, según la normativa boliviana)", concluyó. 

CLARIN.