Prometió educar a un niño pero lo convirtió en su esclavo. Lo sentenciaron a 96 meses de prisión.

Derecho Penal en la Red 2020-01-14 07:00:00

Walfre Eliseo Camposeco-Montejo prometió a los padres de un niño guatemalteco de 12 años que lo pondría a estudiar en Estados Unidos, pero apenas ingresaron ilegalmente al país lo convirtió en un esclavo laboral al forzarlo a trabajar en el sector agrícola de Florida. Un juez condenó al hombre a 96 meses de prisión.

Camposeco-Montejo, de 35 años, se se declaró culpable de proporcionar y obtener trabajo forzado, de contrabando de extranjeros y transporte ilegal de extranjeros. El juez Roy K. Altman lo sentenció el 10 de enero, informó este lunes la Fiscalía Federal del Distrito Sur de Florida.

El hombre, de origen guatemalteco, obtuvo documentos falsos en Guatemala para reclamar al menor como su hijo. Luego cruzó con el menor el Río Grande en noviembre de 2016. Tras ser detenido por la Policía de Aduana y Protección de Fronteras (CBP, por sus siglas en inglés), mintió sobre ser el padre del niño.

Logró que ambos fueran liberados y se trasladaron a Florida donde en diciembre de 2016, Camposeco-Montejo obtuvo una identificación falsa para el niño y lo obligó a trabajar en granjas en todo el condado de Palm Beach durante más de seis meses para pagar una deuda por ser traído de contrabando a EEUU, de acuerdo con la Fiscalía.

El niño finalmente pudo escapar y lo denunció.

Camposeco-Montejo también fue sentenciado a tres años de libertad supervisada y a pagar $34,000 en restitución a la víctima.

EL NUEVO HERALD.