Venezuela incrementa el envío de petróleo para auxiliar a Cuba en plena crisis.

Derecho Penal en la Red 2020-02-15 05:00:00

La empresa estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) aumentó el envío de petróleo a Cuba en momentos en que las sanciones de Estados Unidos contra ambos gobiernos intentan forzar la salida de Nicolás Maduro del poder en Caracas.

Reuters, que tuvo acceso a fuentes y documentos de la compañía, reportó este viernes que seis buques, la mayoría propiedad de PDVSA, han exportado un promedio de 173,000 barriles por día (bpd) de crudo y combustible venezolano a Cuba en lo que va de mes.

En enero, las exportaciones de PDVSA a Cuba cayeron a su nivel más bajo desde mediados de 2019, a solo 56,600 bpd.

“Están saliendo más barcos a Cuba desde hace dos semanas”, dijo un supervisor naviero de un puerto de la costa occidental de Venezuela a Reuters. “Van y vienen rapidísimo”, dijo.

Cuba afronta una crisis “coyuntural”, en palabras de su gobernante Miguel Díaz-Canel, debido a las sanciones estadounidenses y al colapso económico de su principal aliado y benefactor, el régimen de Nicolás Maduro. EEUU activó los títulos supendidos de la Ley Helms-Burton que castigan a quienes invierten en propiedades confiscadas por los hermanos Castro, ha prohibido los viajes en crucero a la isla, redujo los vuelos y la remesas.

La economía cubana ha sufrido la escasez de petróleo por lo que ha tenido que comprar en el mercado internacional combustible, reduciendo los pagos a proveedores y de su deuda externa, ha dicho el gobierno.

La crisis de liquidez provocada por los gastos inesperados en petróleo se ha manifestado en escasez de productos de primera necesidad, largas filas en gasolineras de todo el país, racionamiento del gas licuado y paralización de algunas fábricas y centros de trabajo.

Una escasez similar en septiembre llevó a PDVSA a enviar una flotilla con cargas de emergencia de combustible y otros productos refinados a Cuba, asegura Reuters.

Según reportó la agencia noticiosa, la escasez de combustible tocó al turismo, una de las pocas ramas solventes de la economía cubana. Los turistas en la isla solo podían rentar autos con una cuota limitada de combustible, explicó Reuters.

Cuba enfrenta duras sanciones por parte de la administración de Donald Trump, quien la acusa de sostener militarmente al gobierno de Nicolás Maduro, desconocido por las principales democracias del mundo. La isla ha dicho que mantendrá su relación “de hermandad” con el régimen de Maduro y que tiene “una estrategia” para resistir “a los yanquis”.

“Están tratando de impedir que no llegue el combustible al país, pero hay una estrategia para resistir todo eso y seguir avanzando”, dijo Díaz-Canel en Cienfuegos, justo donde se encuentra una refinería que Cuba arrebató a su aliado, Venezuela, por incumplimiento de pagos.

EL NUEVO HERALD.