Tráfico de animales en México: mercado con grandes ganancias sólo detrás del narco y comercio de armas.

Derecho Penal en la Red 2020-10-11 07:00:00

Pericos, tucanes, guacamayas, monos e iguanas, son los principales animales víctimas del tráfico ilegal de especies exóticas en México, de acuerdo con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), siendo el mercado asiático el generador de mayor demanda.

Desde hace varios años el mercado negro de estas especies se ha convertido en uno de los negocios ilegales más redituables del mundo, sólo después del contrabando de drogas y armas. Sus ganancias son estimadas hasta en 100 mil millones de dólares anuales, así lo informó el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

El papel de nuestro país, de acuerdo con Semarnat, se ha vuelto clave para llevar a cabo el intercambio de estas especies, principalmente porque México es uno de los países con mayor biodiversidad a nivel mundial, pero también porque hay una fácil comunicación con otros países del mundo.

Tan solo el año pasado, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), aseguró más de 3 mil ejemplares de vida silvestre, que más tarde fueron reincorporados a su hábitat para cumplir con su función reguladora. Entre los casos más sonados se encuentra el de dos lobos marinos que fueron asegurados en la capital durante el mes de noviembre y fueron trasladados al zoológico de Chapultepec para su protección y recuperación. 

Arturo Berlanga, director en México de la organización Anima Naturalis, comentó que el tráfico de especies exóticas es un tema bastante preocupante, pues si bien hay regulaciones que restringen la compra-venta de animales, éstas no se cumplen.

Un ejemplo, dijo, es la regulación que prohíbe mantener a animales silvestres de tu propiedad fuera de cautiverio, esto con el objetivo de garantizar la seguridad de la sociedad civil, así como el trato respetuoso hacia la especie

Sin embargo, este año se pudo captar a una mujer que llevó a su cachorro tigre de bengala al centro comercial Antara en Polanco infringiendo así la normativa. 

Berlanga se pronunció por la necesidad de crear conciencia sobre las leyes que existen para quienes deseen ser dueños de animales exóticos, ya que además de la infracción a las normas, muchos de estos al crecer son abandonados en zoológicos, que en la mayoría de los casos no pueden mantenerlos, por lo que su calidad de vida suele ser muy baja y muchos mueren en condiciones muy precarias.

Agregó que quienes se dedican a capturar especies en vida silvestre para su posterior comercialización realmente no tiene un protocolo o una manera de hacerlo sin dañar a los animales, por lo cual la mayoría de éstos mueren mucho antes de llegar a sus compradores.

“Los cazadores furtivos capturan ciertas aves, entre ellas las guacamayas y loros cabeza verde, cuyo costo en el mercado es de 20 mil a 30 mil pesos, pero de cada cuatro aves exóticas que capturan sólo una de ellas sobrevive”, aseguró.

Dentro de nuestro país la tenencia de algunas especies exóticas se encuentra regulada por la Semarnat y Profepa, pero a pesar de ello hay algunas que no es posible tenerlas a menos que sea para su restauración, repoblamiento y reintroducción en su hábitat natural.

De acuerdo con la Ley General de Vida Silvestre, entre las especies que son prohibidas para su comercialización se encuentran: todo tipo de primates, tortugas marinas, tiburón blanco, tiburón ballena, tiburón peregrino, pez sierra peine y pez sierra de estero; así como aves de la familia psitácido dentro de la que se encuentran 22 especies de pericos y guacamayas.

Pese a que ley prohíbe su comercialización, en internet proliferan páginas que se dedican a su venta, entre ellas Mundo Animal, cuyo contacto está en Nuevo León, que si bien también comercian con animales permitidos por la Semarnat como venados, antílopes o búfalos; burlan las leyes y también se encuentran disponibles lémures de Madagascar, monos capuchino y papión con un costo de 52 mil, 190 mil y 105 mil pesos, respectivamente.

De acuerdo con el director de Anima Naturalis, el comercio ilegal de especies está migrando a las redes sociales, en donde comenta que se encuentra el negocio del tráfico de más del 36% de los reptiles que actualmente hay en el mundo, por lo cual redes como Facebook o Google han generado acuerdos para evitar la venta de fauna silvestre de manera ilícita. 

Frente al incremento en el comercio ilegal de especies exóticas, la Semarnat así como la Profepa han realizado acciones así como de operativos en puntos carreteros, terminales de autobuses y aeropuertos; pero además seguimiento a las denuncias que llegan dentro de este ámbito a esta secretaría y procuraduría.

El pasado 9 de octubre el presidente Andrés Manuel López Obrador reiteró el compromiso de buscar la protección de los animales y hacer conciencia en la sociedad respecto al tema, por lo cual aseguró que sigue en pie el compromiso de realizar campañas para promover la protección de los animales.

“Hay que proteger a los animales, hay que cuidarlos, en eso coincidimos plenamente, y hacer todo lo que se pueda para crear conciencia en la protección de los animales, el cuidado a los animales, el amor, el cariño a los animales”, expresó.

MILENIO.