Protestas en Brasil por el asesinato de un hombre afro en un supermercado.

Derecho Penal en la Red 2020-11-21 03:10:00

La muerte de un hombre negro que recibió una paliza de agentes de seguridad en un supermercado del grupo Carrefour en Porto Alegre desató protestas en distintas ciudades de Brasil este viernes y ensombreció la conmemoración del Día de la Conciencia Negra.

Un millar de manifestantes marchó en el centro de Sao Paulo hasta una sucursal del mercado en el barrio Jardim Paulista. Una parte del grupo arrojó piedras contra la fachada de vidrio e invadió el establecimiento, destruyendo o incendiando mercadería, vitrinas y otras instalaciones, según constató un fotógrafo de la AFP.

“Ser negro en Brasil es que te roben tu humanidad y tus derechos, es no tener la oportunidad de ir y venir tranquilo, el sistema de seguridad te ve como acusado, incluso cuando eres una víctima”, dijo a la AFP Ricardo Fernandes, uno de los manifestantes que boicotearon una sucursal de Carrefour en Rio de Janeiro ocupando las cajas e impidiendo el funcionamiento normal del mercado.

La policía dispersó con gases y bombas de estruendo una protesta que se desarrollaba frente al supermercado donde ocurrió la muerte en Porto Alegre (Rio Grande do Sul, sur), según mostró la televisión local.

La escena que indignó al país ocurrió el jueves por la noche: en imágenes grabadas con celular por un testigo puede verse el momento en que Joao Alberto Silveira Freitas, un soldador de 40 años, es agredido a puñetazos por uno de los agentes mientras el otro lo mantiene inmovilizado.

Según relatos de la prensa local basados en testimonios de la Policía Militar, el hombre presuntamente amenazó a una trabajadora del supermercado, quien llamó a los agentes de seguridad que le propinaron la paliza a la salida del centro. Los servicios de emergencia intentaron reanimar al hombre, pero terminó muriendo en el lugar.

Los dos agresores fueron detenidos. Uno de ellos es policía militar en régimen temporal y trabaja en ese supermercado en su tiempo libre.

Un amigo de la víctima que presenció la paliza dijo al portal de noticias G1 que, mientras era golpeado, Silveira Freitas “gritó que no conseguía respirar”, una frase que evoca la muerte de George Floyd, un hombre negro que falleció asfixiado por un policía blanco en Minneapolis (Estados Unidos), un hecho que conmocionó al mundo y desató movilizaciones masivas.

El presidente y CEO del grupo francés Carrefour, Alexandre Bompard, afirmó por Twitter que pidió a la filial brasileña “total colaboración con la justicia” para aclarar los hechos “de este acto horrible”, además de una revisión interna sobre cómo entrenan a sus funcionarios en materia de “seguridad, respeto a la diversidad” y “repudio a la intolerancia”.

“Mis valores y los valores de Carrefour no consienten el racismo y violencia”, añadió Bompard.

La filial brasileña aseguró que tomará las “medidas pertinentes para responsabilizar a los implicados en este caso criminal” y que rompió el contrato con la empresa de seguridad.

EFE.