Al menos 8 muertos en "acto terrorista" en Nueva York.

Derecho Penal en la Red 2017-10-31 15:00:00

Una camioneta atropelló a varias personas este martes en el Bajo Manhattan, cerca al World Trade Center en Nueva York. El vehículo manejaba por una senda para bicicletas junto al West Side Highway y golpeó a varias personas. Hay al menos ocho muertos y 11 heridos. El hecho está siendo tratado como un acto terrorista. 

El sospechoso, un hombre de 29 años, fue identificado como Sayfullo Habibullaevic Saipov, indicaron dos fuentes policiales cercanas a la investigación. Saipov dejó una nota en la camioneta afirmando que el ataque era en nombre de ISIS, le confirmó un alto funcionario policial. El mensaje, según esta persona, estaba escrito en inglés

Momentos antes, otras fuentes señalaron que el sospechoso llegó a Estados Unidos proveniente de Uzbekistán en 2010. Además, Uber dijo que Saipov empezó a trabajar como conductor en la compañía hace poco más de seis meses. La empresa también detalló que sólo condujo con este servicio en Nueva Jersey.

Tras conducir por varias calles de la senda para bicicletas, el presunto atacante chocó contra un autobús escolar y destrozó su vehículo, indicó un agente de policía. Cuatro personas fueron sacadas del autobús con heridas leves.

Luego del choque, el conductor salió del vehículo sosteniendo dos armas de fuego, según lo reportó la Policía de Nueva York, y fue cuando un policía le disparó en el estómago.El sospechoso se encuentra detenido y fue llevado al Hospital Bellevue. Un agente policial confirmó que ya salió de cirugía.

Según una persona informada sobre la investigación, este individuo rentó el coche en Nueva Jersey este mismo martes.

Las víctimas.

La Cancillería de Argentina confirmó que cinco de las personas muertas en el ataque son ciudadanos de ese país, oriundos de la ciudad de Rosario. Las víctimas fueron identificadas como Hernán Diego Mendoza, Diego Enrique Angelini, Alejandro Damián Pagnucco, Ariel Erlij y Hernán Ferruchi. También indicaron que el argentino Martín Ludovico Marro está "recuperándose de las heridas sufridas, y encontrándose fuera de peligro, según el parte médico oficial".

Otra de las personas fallecidas fue identificada como un ciudadano belga, según lo reportó en Twitter el viceprimer ministro y ministro de Asuntos Exteriores de Bélgica, Didier Reynders. "Estoy profundamente entristecido por anunciar una víctima belga en Manhattan. Expreso mis condolencias a la familia y a los amigos", escribió.

Lo que sabemos.

El alcalde de Nueva York Bill de Blasio aseguró en una conferencia de prensa que hay 8 personas muertas y al menos 11 heridos. "Por favor mantengan a sus familias y seres queridos en sus oraciones", señaló. "Fue un acto de cobardía de terrorismo dirigido a gente inocente", añadió.

En su cuenta de Twitter, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump aseguró que se trata de un "ataque terrorista" y extendió sus oraciones, condolencias y pensamiento a las víctimas y sus familias.

El comisionado de policía de Nueva York James P. ONeill calificó el hecho como "un acto de terrorismo", durante la conferencia de prensa. Sobre el sospechoso aseguró que se trata de un hombre de 29 años, pero en ese momento no dio información sobre la nacionalidad del sospechoso.

Un funcionario informado sobre el asunto dijo que esta persona, además, tiene identificación de la Florida. Otras fuentes indicaron que el sospechoso tiene una dirección en Tampa asociada a él. Además, señalaron que llegó a Estados Unidos proveniente de Uzbekistán en 2010.

Sobre su estado de salud, una fuente cercana a la investigación informó que el sospechoso ya salió de cirugía.

El comisionado también explicó que este hombre "dijo algo" durante los hechos, pero no confirmó específicamente sus palabras. Sin embargo, de manera separada, cuatro fuentes afirmaron que los testigos informaron que el sospechoso estaba gritando "Allahu Akbar". Y una fuente más indicó que la Fuerza de Tarea Conjunta contra el Terrorismo del FBI liderará la investigación del caso.

Seis de las ocho víctimas mortales murieron en la escena. Todos eran hombres. Los otros dos fueron trasladados al hospital, pero murieron allí.

La camioneta.

El vehículo es una camioneta rentada de Home Depot y el portavoz de la compañía Matt Harrigan explicó que están "colaborando con las autoridades" en su investigación.

Las autoridades creen que es un acto terrorista porque el conductor dijo algo poco después de salir de la camioneta. Además, el método del ataque  es consistente con otros ataques terroristas, señaló el comisionado de policía James P. ONeill. Los vehículos han sido utilizados como armas en una serie de ataques terroristas en los últimos años, incluidos los incidentes mortales en Niza, Francia y Londres.

Justo después del incidente, las imágenes de noticias mostraban varias bicicletas destrozadas en la popular senda, mientras los médicos atendían a los heridos en el fondo. La Policía de Nueva York no está buscando a más sospechosos.

Los relatos de los testigos.

"Lo que vi fue que el conductor no parecía estar sangrando", aseguró Ramón Cruz, un testigo de los hechos. "Él estaba arrastrando sus pies. Se veía frustrado, aterrorizado, confundido. La gente pasa corriendo al lado mío y me dice: "Tiene un arma, tiene un arma". Yo no vi ningún arma". Cruz explicó que era una camioneta blanca. "Yo no lo vi golpeando a nadie. Todo lo que oí fue el impacto de un choque".

Eugene Duffy relató que acababa de salir de su trabajo y que estaba esperando a que la luz del semáforo en la West Street cambiara para poder cruzar. En ese momento, escuchó un grito.  Pensó que podría tratarse de una broma de Halloween, pero indicó que el grito era espeluznante.

"Miro hacia abajo y veo una camioneta blanca un par de cuadras más allá en la senda para bicicletas", recordó. "Automáticamente, sé que algo anda mal. Luego, cuando bajo más hacia donde la niña está gritando, veo a dos caballeros en el piso y tienen huellas de neumáticos marcadas en sus cuerpos. Se podría decir que los dos no estaban aquí".

Duffy continuó caminando más cerca de la escena. Los disparos sonaron. Vio a policías agachándose para cubrirse. Un autobús escolar amarillo fue destrozado cerca. Los policías descendieron en el área."Pensé automáticamente, esta área, pensé que era terrorismo", indicó.

"Sean neoyorquinos, vivan su vida".

El gobernador de Nueva York Andrew Cuomo les pidió a los ciudadanos de Nueva York que no se dejaran disuadir por el hecho. "Sean neoyorquinos. Vivan su vida", aseguró.

De hecho, el desfile de Halloween programado para este martes no será suspendido. Se espera que empiece en los próximos minutos. El jefe del Departamento de la Policía de Nueva York, Carlos Gómez, explicó: "Continuaremos con el desfile, y ciertamente hemos agregado más recursos: más oficiales de policía, equipos de armas pesadas, vehículos bloqueadores en la calle que lideran la ruta y camiones de arena. También hay equipos de armas pesados que se despliegan en la escena en ubicaciones clave".

Cuomo agregó que la nueva táctica terrorista es la del "lobo solitario". Indicó que no hay pruebas que sugieran que se trate de algo más amplio, "sino de la acción de un individuo que pretendía causar dolor y daño y daño, y probablemente la muerte y el terror resultante".

Los primeros momentos del incidente.

Minutos antes, la Policía de Nueva York había reportado múltiples disparos en el bajo Manhattan y señaló que había al menos una persona detenida. Además, se espera una gran cantidad de "personal de emergencia" en el área de la Chambers Street y la West Street.

El comisionado adjunto de Comunicación de la Policía de Nueva York, Peter Donald, publicó en su cuenta de Twitter minutos después que estaban respondiendo a informes de disparos en el bajo Manhattan.

El alcalde de Nueva York  fue informado sobre el incidente y se dirigió al lugar donde ocurrieron los hechos, según lo que publicó su cuenta oficial de Twitter. También añadió que la Policía de la ciudad está en la escena.

CNN.