El perfil confidencial que la Fiscalía hizo del testigo contra Uribe.

Derecho Penal en la Red 2021-04-08 04:00:00

Al despacho del fiscal Gabriel Ramón Jaimes acaba de llegar un informe de 115 páginas, que él mismo ordenó realizar y que planea usar dentro de la audiencia de solicitud de preclusión del proceso contra Álvaro Uribe Vélez, por presunto soborno a testigos y fraude procesal.

Se trata de un perfil o caracterización de Juan Guillermo Monsalve, el denominado testigo estrella del caso contra el exmandatario, un trabajo que se le encomendó a expertos del llamado Centro Estratégico de Valoración Probatoria (CEVAP) que busca establecer patrones de grupos criminales para construir hipótesis delictivas.

La llamada caracterización de Monsalve fue solicitada desde el 18 de febrero de 2021 y, según la orden de trabajo, busca  "identificar, describir y analizar las variables sociodemográficas, políticas y psicológicas, entre otras, del interviniente (Monsalve) dentro del proceso penal".

Para establecer estas conductas se analizaron desde declaraciones que el testigo ha rendido ante diferentes autoridades (incluso a la prensa) hasta diligencias rendidas por su expareja Deyanira Gómez, quien busca ser admitida como víctima dentro del proceso. Además, se analizaron hasta las expresiones verbales y corporales de Monsalve y su comportamiento.  

Miguel Ángel del Río, abogado de Monsalve, e Iván Cepeda (reconocida víctima dentro del caso), sostienen que el fiscal Jaimes está buscando atacar y desvirtuar a cómo de lugar al testigo estrella, dejando a un lado la investigación contra el imputado: el exmandatario y exsenador.  

Incluso, Cepeda y el exfiscal Eduardo Montealegre, otra de las víctimas, denunciaron esta semana a Jaimes por ejecutar actos de investigación sin, según ellos,  tener competencia. Y advirtieron que todas las actividades posteriores al 5 de marzo de 2021 (cuando anunció que pediría la preclusión del caso), no sirven de sustento probatorio.

Asocial y ostentoso

Aun no se sabe qué uso le va a dar Jaimes al documento, cuya primera conclusión es que Monsalve es "un sujeto antisocial y ostentoso".

De hecho, el mismo día en que entregaron el informe, se conocieron las primeras fotos del PC que se le incautó en su celda de La Picota (en enero de 2020), en donde se le ve con varias botellas de whisky y camisetas de marca. 

"Para el caso actual, Juan Guillermo Monsalve Pineda se puede enmarcar con una personalidad antisocial, reflejada en las actividades delictivas en las que posiblemente ha estado vinculado desde temprana edad, mostrando ignorancia de la ley y anomia hacia la misma, relacionándose con delitos como porte ilegal de arma de fuego de defensa personal, secuestro extorsivo agravado y atenuado en concurso de concierto para delinquir y siempre retando a la autoridad, en el ámbito social", se señala en el documento.

Y luego entran a analizar su entorno familiar.

Incluso, señalan que, debido a la situación actual (objeto de la investigación) se deterioró la relación de Monsalve con su padre. Y aunque conserva cercanía con la madre y las hermanas, su situación "ha afectado la esfera intima, laboral, económica y aumentado el nivel de riesgo de todos los integrantes del grupo familiar".

Este punto, podría, incluso. terminar apalacando la solicitud de que Deyanira Gómez sea aceptada como víctima.

Gucharacas y Bloque Metro.

Pero el resto del informe no le favorece al testigo quien insiste en que fue presionado para que se retractara de los señalamientos que ha hecho contra Uribe, a quien acusa de estar detrás de la fundación del Bloque Metro de las autodefensas, donde dice haber militado. 

Según el informe,  "la familia Uribe vendió la finca Guacharacas en 1996, un año antes de la existencia del Bloque Metro".  

"Evidencias recopiladas por la Ley de Justicia y Paz advierten que en 1995, meses después de la quema a la hacienda Las Guacharacas, nació el Bloque Metro en el municipio de San Roque. Luis Alberto Villegas Uribe, Pedro David Gallón Henao y Santiago Gallón Henao fueron los tres primeros hombres en ser acusados de fundar el grupo paramilitar. Todos ellos tenían propiedades vecinas a la hacienda Las Guacharacas y habían hecho negocios con los Uribe Vé!ez", se lee en el documento.

Incluso, agregan que investigadores del fenómeno paramilitar señalan que el Bloque Metro hizo su primera aparición en julio de 1998: "En aquel momento, Álvaro Uribe, su esposa Lina y sus dos hijos, Tomás y Jerónimo, se encontraban viviendo en la ciudad de Oxford, Inglaterra, en cuya universidad -St. Antony`s College- adelantó estudios de postgrado.

¿Rastrojo o Guacharaco?

Y el informe también consigna que si bien Monsalve vivió en Guacharacas, pues su padre empezó a trabajar en esa hacienda cuando él tenía 8 años, no hay  evidencia ninguna de que  haya pertenecido al Bloque Metro, ni que se haya desmovilizado cuando el Bloque Cacique Nutibara absorbió esa estructura paramilitar.

De hecho, señalan que en criterio de la Procuraduría, entidad que se opuso a que Monsalve fuera admitido en la JEP, se menciona que hizo parte de la bacrim denominada Los Rastrojos. Además, la Presidencia de la República certificó que "revisado el sistema de información y registros físicos de la Oficina del Alto Comisionado para la Paz, se pudo constatar que Juan Guillermo Monsafve

Pineda ( ... ), no ha hecho parte de un proceso de desmovilización colectiva celebrada mediante Acuerdo de la Paz suscrito con el Gobierno Nacional".

Y para rematar señalan que nunca ha entregado información relevante (fusiles, fosas o testimonios) sobre su militancia en el paramilitarismo.

Fiscalía favorece a Uribe.

Al respecto, tanto el senador Cepeda como el penalista Miguel Ángel Del Río (abogado de Monsalve) aseguraron que hay evidencia de que en la zona donde estaba la hacienda de los Uribe Vélez, existía un grupo paramilitar antes de 1995, que después adoptó el nombre Bloque Metro. Además, que en varios expedientes judiciales, Monsalve aparece con el alias de "Guacharaco".

De hecho, para Cepeda, la existencia de este perfilamiento del testigo estrella es la mejor prueba de que la Fiscalía no tiene elementos de peso para pedir la preclusión del caso a favor del expresidente.

Y Del Río agregó que hay evidencia de que los Uribe siguieron ejerciendo el dominio en la propiedad después de la venta y que ese fue el epicentro de actividades paramilitares. Además, se preguntó por qué Jaimes le hizo perfil a Monsalve y no ordenó analizar la conducta de Uribe.  

Para este viernes, 9 de abril, está prevista la continuación de la audiencia de solicitud de preclusión a favor del expresidente. Sin embargo, se entrará a definir sin Deyanira  Gómez y el periodista Gonzalo Guillén se aceptan como víctimas. 

Esto significa que aun no se conocerán los agumentos del fiscal Jaimes para pedir la preclusión del caso ni cómo usará el perfilamiento confidencial que ordenó hacerle al testigo estrella. 

EL TIEMPO.