Un agente de la Oficina del Sheriff mandó a arrestar a su exesposa porque no le gustó lo que ella escribió sobre él en Facebook.

Derecho Penal en la Red 2018-03-11 05:02:00

El mezquino drama de Facebook puede ser incómodo y un poco falto de gusto, pero en términos generales, nadie realmente está preocupado por ir a la cárcel por ello.

Eso hasta que Anne King y una amiga terminaron tras las rejas durante unas horas en 2015 después de hablar mal del exmarido de King, un agente de la Oficina del Sheriff en el condado de Washington, Georgia, en Facebook. Ahora King está demandando a su ex y a su colega por violar sus derechos constitucionales.

Todo comenzó en enero de 2015, cuando Anne King publicó un breve comentario en Facebook expresando su frustración de que su ex Corey King se negara a dejar algunos medicamentos para sus hijos camino a su trabajo.

"Como cuando todos en tu casa tienen gripe y le pides al padre de tu hijo que les consigas (no a mí) más Motrin y Tylenol y él se niega", escribió, agregando un rostro "abrumado" a la publicación.

Algunos de sus amigos intervinieron, incluyendo a Susan Hines, que se refirió a Corey King como un "POS", diciendo: "Denme una hora y revisa tu correo. Con gusto compraré lo que necesitas".

De acuerdo con una demanda presentada en nombre de Anne King, su exmarido le dijo que borrara la publicación. Cuando ella inicialmente se negó, él publicó una captura de pantalla en su propia cuenta de Facebook.

Luego, el exmarido presentó un informe de incidente y, de acuerdo con su propia admisión, solicitó una orden de arresto debido a sus "declaraciones derogatorias".

La orden de arresto, como se señala en la demanda, decía: "El sujeto, sin el privilegio de hacerlo y con la intención de difamar a otro, comunicó una cuestión falsa que tiende a exponer al odio, el desprecio o el ridículo, y que tiende a provocar una violación de la paz".

Al día siguiente, un magistrado de la corte del condado de Washington emitió órdenes de arresto contra Anne King y Hines.

Las mujeres fueron acusadas de "difamación criminal de carácter", procesadas y pasaron unas cuatro horas en la cárcel antes de pagar una fianza de 1.000 dólares.

En la audiencia, el juez del tribunal estatal declaró que no había base para el arresto y que el caso se cerró.

"Ni siquiera sé por qué estamos aquí", dijo el juez, de acuerdo con la denuncia.

Anne King presentó una denuncia. Inicialmente, también acusó al condado de Washington, pero dado que el caso se ha llevado a la corte federal, el condado tiene inmunidad bajo la 11ma Enmienda.

La amiga de King, Hines, dijo que inicialmente se sumaba a la demanda, pero la abandonó para minimizar la fricción en su pequeña comunidad.

CNN.