¡60.000 dólares y Cumpleaños Feliz: nada que celebrar!

Derecho Penal en la Red 2021-06-02 23:00:00

La  indignación vuelve a brotar dentro de la sociedad venezolana: el malogrado cantante Bonny Cepeda reconoce haber cobrado 60.000 dólares norteamericanos por venir a cantar en la fiesta de cumpleaños del dictador Nicolás Maduro.

Mientras que la grave crisis económica y el Covid-19 flagelan a millones de compatriotas, el usurpador de Miraflores demuestra su indiferencia ante el padecimiento generado por su nefasta gestión. 

Mientras que más de 9.5 millones de venezolanos requieren asistencia alimentaria de emergencia y la desnutrición infantil se ha incrementado 73 % durante la pandemia, el tirano vive rodeado de lujos y placeres, instrumentalizando el hambre como medio de control social.

Mientras que nuestro país tiene la peor proporción de vacunación contra el Covid-19 en Suramérica, 0.8 dosis por cada 100 habitantes, el opresor derrocha desfachatez e insensibilidad.

Mientras que a nuestros centros de salud y de educación los corroe el abandono, convirtiéndolos en depósitos del infortunio, el déspota despilfarra los recursos de la nación y pisotea  la nobleza de nuestro pueblo.

Mientras que para finales de este año la cifra de migrantes y refugiados venezolanos ya superaría el éxodo sirio, según estimaciones del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), el llanto y la desesperanza de millones de conciudadanos pretenden ser silenciados bajo la güira, acordeón y tambora dominicana.

No hay excusas para hacer caso omiso a este carnaval de improperios El día de mañana, cuando recobremos nuestra anhelada libertad, los venezolanos no debemos dejar en el olvido esta procesión de tormentos que hoy padecemos y que ha sido generada por el raído Socialismo del Siglo XXI. Hay merengues que nunca deben ser olvidados y jamás han de ser bailados.

ALDO ROJAS.