Piden no olvidar a joven neoyorquina al cumplirse 10 años de su misteriosa desaparición.

Derecho Penal en la Red 2021-06-05 04:30:00

Ya suma una década desde que la neoyorquina Lauren Spierer fuese vista por última vez en público, cuando era una estudiante de 20 años de la Universidad de Indiana.

"Hoy hace diez años, en las primeras horas del 3 de junio de 2011, Lauren se convirtió en una persona desaparecida. Lo que comenzó como una noche con amigos terminó trágicamente para Lauren y para nuestra familia”, escribió ayer desde Westchester (NY) su madre, Charlene Spierer, en Facebook.

La madre de la estudiante universitaria hizo una emotiva súplica en el décimo aniversario de la desaparición de su hija en Indiana. Nunca se ha nombrado públicamente a ningún sospechoso en todos estos años, pero un investigador privado que ha trabajado en el caso le dijo al New York Post que ha rastreado cientos de pistas y confía en que la verdad saldrá a la luz.

Mike Ciravolo, presidente de Beau Dietl & Associates, espera que la atención renovada en el caso lleve a alguien a tener una “punzada de conciencia y hacer una llamada telefónica” con información.

La madre dijo que “espera que hoy sea el día y… cualquier cosa pequeña puede ser grande”.

Spierer, residente de Greenburgh (NY), estudiaba en Indiana, donde fue vista por última vez a tempranas horas del 3 de junio de 2011 caminando sola hacia su apartamento después de una noche de fiesta con amigos en Bloomington.

“Siempre tengo esperanzas y no lo considero un caso frío a pesar de que tiene 10 años”, dijo el investigador Ciravolo. Para él, sólo hay tres escenarios que explican la desaparición de Spierer.

"Ella salió esa noche con algunos chicos extraños, chicos que acababa de conocer una semana antes, bebiendo, etc. No estaba con su novio (Jesse Wolff). Su novio, de vez en cuando, mostraba celos. Hasta el día de hoy, no se le ha dado una coartada adecuada”, dijo sobre la primera posibilidad.

"Tenía algunos problemas de salud, tal vez murió por causas naturales por beber, y los chicos de la calle 11 podrían haberse deshecho de su cuerpo”, comentó Ciravolo sobre el segundo resultado posible.

"Escenario número tres, si le creemos a Jay Rosenbaum (la última persona que vio a Spierer en público), ella salió de su apartamento a las 4:15 a.m., pudo haber sido secuestrada por un oportunista en la calle. Una niña pequeña, indefensa, descalza, de 95 libras, un poco borracha, podría haber sido secuestrada en la calle”, explicó Ciravolo.

“Uno de esos tres escenarios es realmente la única posibilidad. Si es uno, dos o tres, alguien sabe algo de lo que pasó”, insistió.

El FBI ha ayudado al Departamento de Policía de Bloomington en la búsqueda de la desaparecida  estudiante de la Universidad de Indiana, pero hasta la fecha las fuerzas del orden público y privado continúan encontrando callejones sin salida, prolongando el misterio de su destino.

"Seguimos trabajando en el caso, se examina cuidadosamente, se investiga. Vemos si es información válida, si hay algo de carne en el hueso, y lo llevamos tan lejos como podamos hasta que podamos descartarlo”, dice Ciravolo ayer. “Lo hemos hecho cientos y cientos de veces con clientes potenciales y seguiremos haciéndolo”.

EL DIARIO NY.