Policía de Birmania arresta al cineasta japonés Toru Kobuta.

Derecho Penal en la Red 2022-08-01 01:10:00

Las autoridades birmanas detuvieron a un realizador de documentales japonés mientras participaba en una protesta contra la junta militar en las calles de Rangún, la ciudad más poblada del país, informaron este domingo (31/7/2022) medios locales.

Según informaron, entre otros, Radio Free Asia y Asia Nikkei, el joven cineasta independiente llamado Toru Kubota, de unos 20 años, fue detenido el 30 de julio por la tarde junto a dos ciudadanos birmanos.

El joven, que durante meses filmó en Japón testimonios de personas birmanas que habían huido del régimen castrense impuesto en su país, se encuentra en buen estado de salud y está siendo interrogado por las autoridades en una comisaría de Rangún, según las fuentes.

La Embajada japonesa en Birmania ha pedido su liberación, aseguró la agencia de noticias japonesa Kyodo.

En abril de 2021, apenas tres meses después del golpe de Estado militar con el que el general Min Aung Hlain se hizo con el poder en el país, la Policía arrestó a un periodista japonés que cubría una protesta en Rangún. El reportero independiente Yuki Kitazumi, de 46 años, se enfrentaba a una posible pena de hasta tres años de cárcel por difundir "noticias falsas" y por apoyar el movimiento de desobediencia civil, pero fue liberado unas semanas después tras la mediación diplomática del Gobierno nipón.

La prensa han sido uno de los principales objetivos de la junta militar desde que tomó el poder, con más de un centenar de periodistas en prisión en algún momento desde el golpe, y el cierre y persecución de los medios independientes. Uno de los casos más mediáticos fue el del periodista estadounidense Danny Fenster, que fue deportado a su país días después de recibir una condena de once años de cárcel.

El golpe de Estado del 1 de febrero de 2021 sumió a Birmania en una crisis política, económica y social, con enfrentamientos entre las fuerzas de la junta y los opositores, y un aumento de la represión. Según la Asociación para la Asistencia de los Presos Políticos, 2,138 personas han muerto por la represión de las autoridades, mientras que casi 15.000 personas han sido arrestadas de forma arbitraria.

DW.