Cineasta japonés condenado a 10 años de cárcel en Birmania.

Derecho Penal en la Red 2022-10-06 02:50:00

Un tribunal de Birmania condenó a diez años de cárcel a un cineasta y documentalista japonés por fomentar la disidencia contra la junta militar y violar la ley de comunicaciones electrónicas, informó este jueves (6/10/2022) una fuente diplomática.

Toru Kubota fue condenado el miércoles por un tribunal en la prisión Insein de Rangún, dijo un diplomático de la embajada de Japón en Birmania. En tanto, el juicio contra el cineasta por vulnerar la ley migratoria "todavía continúa", añadió.

Kubota, de 26 años, fue detenido cerca de una manifestación antigubernamental en julio en Rangún junto a dos birmanos.

Inicialmente fue acusado bajo una ley que criminaliza el fomento de la disidencia contra las fuerzas armadas y por delitos migratorios.

El cargo de disidencia conlleva un máximo de tres años de prisión y se ampara en una ley usada en la represión contra los opositores al golpe de Estado de 2021.

La próxima audiencia por el cargo migratorio podría realizarse el miércoles próximo, indicó la fuente diplomática.

Un portavoz de la junta no respondió la solicitud de comentario sobre el caso.

Kubota llegó en julio al país y filmaba "un documental con una persona de Birmania", dijo su amigo Yoshitaka Nitta en agosto durante una conferencia de prensa en Tokio.

Según un perfil en FilmFreeway, Kubota ha realizado documentales sobre la minoría musulmana rohinyá de Birmania y "temas de refugiados y grupos étnicos" en dicho país.

"Una bofetada en la cara".

Japón es un importante donante para Birmania y tiene relaciones de larga data con los militares del país.

Después del golpe, Japón anunció la suspensión de nueva ayuda, aunque no impuso sanciones contra líderes militares y policiales.

La detención de Kubota es "una bofetada en la cara" para Japón, señaló Phil Robertson de Human Rights Watch.

"Es tiempo de que Japón deje de jugar y apoye sanciones internacionales reales que asfixien las fuentes de ingresos de la junta", agregó.

La junta birmana ha reprimido la libertad de prensa, con el arresto de reporteros y fotógrafos, además de revocar licencias de transmisión.

Kubota es el quinto periodista extranjero detenido en Birmania, después de los estadounidenses Nathan Maung y Danny Fenster, el polaco Robert Bociaga y el japonés Yuki Kitazumi, todos los cuales fueron liberados y deportados.

Desde el golpe de Estado de 2021 que sumió al país en el caos, las fuerzas de seguridad han matado a más de 2.200 civiles y han detenido a más de 15.000, según una ONG local.

DW.