Colombia: infraganti, así fue capturado el cabecilla de organización criminal dedicada al tráfico de emigrantes.

Derecho Penal en la Red 2023-12-16 11:50:00

En el momento exacto en que un presunto cabecilla de una organización criminal dedicada al tráfico de migrantes se encontraba embarcando a un grupo de ciudadanos venezolanos, que pensaba llevar hasta el Urabá Antioqueño, para continuar un recorrido a Centroamérica, la Policía y la Fiscalía lo capturaron.

Se trata de Carlos Alberto Coy García, quien, según la Policía, era el organizador y promotor de la entrada o salida de personas del país sin el cumplimiento de los requisitos legales por migración y, además, habría asignado roles a su grupo criminal. El hombre, presuntamente, fue quien validó las rutas, costos, número de pasajeros y conductores de los buses para transportar migrantes desde Ecuador.

“Logró desmantelar una organización criminal transnacional dedicada al tráfico de migrantes mediante la captura de nueve de sus integrantes en los departamentos de Nariño, Cauca, Huila, Santander, La Guajira y Atlántico, quienes presuntamente habrían transportado al menos 294 personas, de las cuales se tiene pleno conocimiento que 54 de ellas lograron ingresar a territorio estadounidense de manera irregular”, señaló la Policía.

De acuerdo con la Policía, se trata de una estructura trasnacional con presencia en Colombia, cuyos integrantes se dedicaban al tráfico de migrantes, especialmente de ciudadanos provenientes de países como Cuba, Haití, Venezuela, China, Somalia, India, Afganistán y Pakistán, entre otros, quienes una vez ingresaban a suelo colombiano, eran transportados vía terrestre desde las fronteras con Ecuador, Venezuela y Brasil, hasta llegar a Turbo y Necoclí en el departamento de Antioquia.

“Los traslados se realizaban en buses que pertenecerían a integrantes del grupo ilegal, y con el acompañamiento de motociclistas o ‘moscas’ que brindaban seguridad y alertaban sobre la presencia de las autoridades en la vía. En algunas oportunidades, también mediaba el pago de dádivas a integrantes de la fuerza pública para que facilitaran el paso, y la obtención de documentos de identidad y permisos migratorios falsos para los extranjeros” señaló la Fiscalía.

Además de las capturas y la desarticulación de la organización criminal, con la detención de su cabecilla, la Fiscalía fue más allá y ordenó la extinción de dominio para al menos 18 propiedades que estaban a nombre de los integrantes de esta red delictiva o sus familiares se trataría de bienes evaluados en 2.367 millones de pesos.

“Las propiedades, avaluadas en más de 2.367 millones de pesos, fueron ocupadas en procedimientos realizados en Nobsa (Boyacá), Barrancabermeja y Floridablanca (Santander), Villa del Rosario (Norte de Santander), Sibaté (Cundinamarca), La Virginia (Risaralda), Ipiales y Pasto (Nariño)”, explicó el ente acusador.

A pesar de la evidencia recaudada y que fue presentada en audiencias de control de garantías para imputar delitos como concierto para delinquir, ninguno de los procesados aceptó su responsabilidad, pero el juez entendió la gravedad de los hechos y ordenó que todos fueran enviados a una cárcel.

SEMANA.